Demanda de edificios inteligentes crece: se estima que moverá casi US$60 mil millones para 2022

Tener un hogar controlado mediante las nuevas tecnologías se ha convertido en una necesidad cada vez más solicitada. Es por esto que la demanda de edificios inteligentes, como los que domotizamos en TAMED, toma fuerza en el mercado de la construcción. Los últimos estudios revelan que se trata de la industria de más rápido crecimiento, llegando a calcularse que alcanzará los US$ 58.000 millones en inversión para 2022.

Controlar la iluminación, el sistema de agua, la calefacción, la seguridad y hasta el acceso de una vivienda era un sueño hasta hace pocas décadas. Cada día son más las inmobiliarias y los usuarios finales los que se inclinan por tener un hogar automatizado o Smart home. Se estima que para el año 2020 habrá hasta 10.000 millones de dispositivos instalados en los edificios residenciales.

Más bienestar, más demanda de departamentos inteligentes

Cada vez más inmobiliarias se vuelcan a la construcción de obras con tecnología domótica incorporada porque el bienestar que ofrecen aumenta la demanda de edificios inteligentes. En otras palabras, crece la necesidad en los usuarios de tener hogares más cómodos, seguros y ahorrativos; precisamente lo que ofrecen las Smart home.

La firma de análisis de mercado IDC (International Data Corporation) asegura que se espera que el crecimiento de la industria de hogares inteligentes  continúe con una tasa anual compuesta del 16,9% durante el período de pronóstico 2019-2023. Esto hace que crezcan las alianzas con empresas como TAMED, representante en Latinoamérica de FIBARO, fábrica considerada la número uno en el mundo en el desarrollo de dispositivos con domótica.

La domótica dentro de un departamento

Controlar la seguridad, la temperatura o las luces de un hogar mediante un sistema automatizado que se conecte a un teléfono se ha convertido en una ventaja para los habitantes.

La sociedad se moderniza y la última tendencia de las smart home es la conectividad entre el usuario y la vivienda vía apps y dispositivos móviles. Así, la tecnología domótica se expande por todos los continentes y los edificios inteligentes están irrumpiendo en las aspiraciones para inversionistas del mundo.

Asimismo, la comodidad de poder dar órdenes y tener el control de la vivienda aún estando fuera de ella es una tendencia que los habitantes de la actualidad están solicitando tener cuando visualizan la compra de una casa o departamento. Esto representa una valiosa oportunidad para inmobiliarias que buscan reinventar su estrategia de venta.

Proyecciones internacionales

De acuerdo con un informe sobre el mercado de las tendencias mundiales de construcción ecológica, World Green Building Trends Smart Market Report, el 76% de los encuestados consideró que los edificios inteligentes reducen costos de operación y 38 de cada 100 asegura que sube el valor de las construcciones.

Por su parte, según un estudio de Statista Smart Home, en 2022 el 39% de la población de España querrá residir en una vivienda con este sistema. Gracias a TAMED, la demanda de edificios inteligentes ha llegado a más de 70 inmobiliarias en Chile y las alianzas siguen expandiéndose a países como Perú, Brasil y Colombia. Sin duda, el sistema domótico es un negocio cada vez más rentable. ¿Quieres saber más? Contacta a nuestros especialistas y agenda una reunión

Te podría interesar: Viviendas sustentables: el diferencial que crece con fuerza en América Latina

Deja tu comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *